Make your own free website on Tripod.com

Un Día en Perpiñán           Foto entrañable (Primo Ray, abuela paulina...)

Recordando el día que fuimos a Francia en 1.994 a celebrar el Santo y Cumpleaños de mi hermana Nieves y el mío                       Clic en cada foto para ver aumentada

Foto aérea de la fachada pricipal

Vidrieras de la capilla y detalle

Sur-Este

Fachada sur

Entre los árboles

Vidrieras capilla

 

Jardín; ventanas1er.

piso habitación Nieves

Escalera y hall alto

Salón Luis XV

Comedor Luis XV

Dibujo a plumilla de la fachada principal

    Día diecisiete

de abril, de mañana

toda la familia

nos fuimos a Francia.

 

    Cerca Perpignán

en una gran casa

que más es palacio

con enormes salas.

 

    Allí está la Nieves

que mi doble hermana

se halla de monja

con otras hermanas.

 

    ya las conocemos

de otras jornadas

lo buenas que son,

lo bien que nos tratan.

 

    A mi hermana Nieves

la semana pasada

ya le había escrito

una larga carta.

 

    Ponía y decía

de forma bien clara

que iríamos todos

para festejarla

 

    Y celebrar juntos

con todas hermanas

los dos cumpleaños

el mío y mi hermana.

 

    Con dos coche fuimos

ligeros de marcha

por esa autopista

que conduce a Francia.

 

    Director y monjas,

decía en mi carta,

se encarguen del vino

y también del cava.

 

    Nosotros llevamos

carne y butifarradas

y una ensaladilla

qué buena que estaba.

 

    Y cuando llegamos

ya nos esperaban

todos muy contentos,

todas nos besaban.

 

    Con el Director

el Jesus se marcha

para hacer fuego

¡menuda fogata!

 

    Cuando yo llegué

la leña chirriaba

daba gusto verla

con aquellas ascuas.

 

    En grandes parrillas

que allí se encontraban

mis yernos ponían

carne para asarla.

 

    El Director y yo

fuimos a la casa

¡menuda sorpresa!

mesa preparada.

    Para describir

aquella gran sala

lo hermosa que era,

el saber me falta.

 

    Sólo sé decir,

lo digo sin tacha,

es comer allí

para dar las gracias.

 

    Asada la carne

y las butifarras

en grandes bandejas

las traen tapadas.

 

    Allí se bendice

con Fe y confianza

para buen provecho

a todos nos haga.

 

    Después de comer

con gran algazara

los nietos salieron

al patio, y jugaban.

 

    Y aunque hacía frío

y el viento soplaba

los unos corrían,

los otrs chillaban.

 

    Mientras los chiquitos

muchas vueltas daban,

mi hija Dolores

fotografiaba

con el toma-vistas

fuera de la casa.

 

    Había una monja

en años entrada

no digo que es vieja

que luego se enfada.

 

    Se llama Sabina

y es de Navarra

¿Qué valiente es!

¡Y qué resalada!.

 

    Los grandes quedamos

allí de cacharra

estando sentados

en finas butacas.

 

    Y la chimenea

de mármol tallada

con troncos de roble,

bien nos calentaba.

 

    A chicos y grandes

nos llevó mi hermana

a ver el palacio

sin dejarnos nada.

 

    Por ancha escalera

y finas barandas

llegamos muy pronto

a las grandes salas.

 

    En estos salones

yo me imaginaba

que en tiempos pasados

las fiestas que daban.

 

    

    Al son de los valses

la gente bailaba

¡Qué cosas se ven

mirando a distancia!

 

    Por escalerita

caracol y larga

subimos arriba

hasta la terraza.

 

    Pasamos las golfas

oscuras y largas

donde allí los nietos

con risas y chanzas

decían que sitio

era de fantasmas.

 

    En todo lo alto

con una mirada

se ve Perpignan

estirada y larga.

 

    Como hace más frío

y el viento soplaba

sacamos dos fotos,

y el primero baja.

 

    Llegamos muy pronto

a primera planta

allí está la lumbre

con su buena llama.

 

    El nieto pequeños

que Jordi se llama

le cogían todos

y nunca lloraba.

 

    Y la Mireíta

con cara rosada

daba gusto verla

lo guapa que estaba.

 

    Jesús y David

muy bien se portaban

disfrutaron mucho

riendo con gana.

 

    Estamos sentados en grandes butacas

con el fuego al fondo

¡Qué bien que se estaba!

 

    Todo se termina

el tiempo se pasa

hay que prepararse

y emprender la marcha.

 

    Ya nos despedimos

de las cuatro hermanas

y del Director

que es persona grata.

 

    Dentro de los coches

el motor en marcha

todos nos saludan

con la mano alta.

 

    

QUEDANDO LA IMAGEN

PARA QUE MAÑANA

MIS NIETOS QUERIDOS

PUEDAN RECORDARLA

     Autor: Pausilipo Oteo Gómez Girona, 20 de Abril de 1.994

Foto aérea de la fachada principal del Château ; Fachada sur ;Sur-este ;Entre los árboles ; Fachada este y jardín ; detalle ; Vidrieras de la capilla; ComedorSalon Luis XV; Hall del 1er piso ; Dibujo a plumilla